La fibromialgia, una enfermedad “más visible"

PUBLICIDAD


DR. EMILI GÓMEZ-CASANOVAS
REUMATÓLOGO UNIDAD FIBROMIALGIA
S. REUMATOLOGÍA HOSPITAL CLÌNIC BARCELONA
C.CIENTÍFICO FUNDACIÓN FF

Edición | Fibromialgia.nom.es 03-06-2008

Una cenicienta que no ha encontrado a su príncipe...
Esta metáfora utilizaba el Profesor Jaime Rotés Querol, en una publicación de 2003, refiriéndose a la fibromialgia, y en el contexto de una arrolladora marcha del conocimiento biomolecular, fisiopatología y consecuentemente del tratamiento, en enfermedades como la artritis reumatoide, de la espondiloartritis y otras entidades nosológicas, en contraposición al estancamiento del desarrollo del mismo proceso en la fibromialgia. Por otro lado también adelantaba que algunos avances en el conocimiento y comprensión de esta enfermedad permitían pensar que llegaría la " epifanía " de su tratamiento
El dolor es el síntoma inherente a la fibromialgia, definido por la Organización Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) como una experiencia sensorial y emocional desagradable,
asociada a lesión tisular, real o potencial -y podríamos añadir-experiencia íntima y no medible con la tecnología a nuestro alcance, lo que ha dificultado, esto último, seriamente la investigación básica y clínica en estos pacientes.

Paralelamente en el tiempo en que el Profesor Rotés Querol hacía públi cas estas reflexiones, el Dr. Richard Gracely y su grupo de la Universidad de Michigan en Estados Unidos esta-ban por obtener las primeras imagenes, por medio de la Resonancia Magnética Nuclear Funcional, del sufrimiento cerebral, haciéndose visible la matriz neuronal del dolor, tras la aplicación de estímulos de muy baja intensidad en pacientes afectos de dolor crónico.


NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA MEJOR CONOCIMIENTO
Gracias a estas primeras observaciones las líneas de investigación se han multiplicado en esta dirección, desarrollando y aplicando tecnologías como la Resonancia Espectroscópica, la Tomografía por Emisión de Positrones y el SPECT, lo que nos ha permitido avanzar en el conocimiento del funcionamiento y actividad de las estructuras cerebrales implicadas en la percepción del dolor. En nuestro país han surgido grupos muy relevantes como el Instituto de Alta Tecnología (IAT), adscrito al Hospital de Nuestra Sra. del Mar de Barcelona y el Centro de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Clínic de Barcelona, sensibilizados en el estudio de la Fibromialgia en nuestro medio.


UNA JORNADA MULTIDISCIPLINAR
Todo ello ha permitido la celebración de una Jornada Científica en Neuroimagen, el pasado 7 de marzo de 2008 en Barcelona, bajo el título “Fibromialgia, una enfermedad más visible ", organizada por la Fundacion de afectados y afectadas de Fibromialgia y/o Síndrome de Fatiga Crónica (Fundación FF) y su comité ciéntifico presidido por el Dr. Jordi Carbonell Abelló, en colaboración con la Sociedad Española de Reumatología y la Sociedad Española de Dolor, contando con la coordinación científica del Dr. Antonio Collado Cruz y a la que han asistido más de 200 profesionales de la salud especialistas en diferentes disciplinas como la Reumatología, Anestesia y Tratamiento del Dolor, Neurología, Radiología y Medicina Familiar y Comunitaria entre otras.
Los distintos ponentes, fueron exponiendo a lo largo de toda la jornada los hallazgos de sus investigaciones y experiencias clínicas, como Drs. Josep Valls y Silvio Alvarez del Hospital Clinic de Barcelona, que concuerdan en que se registran en sus pacientes afectos de fibromialgia, una mayor duración de las respuestas eléctricas observadas tras la estimulación dolorosa y de las respuestas neurovegetativas asociadas, demostrando una dificultad en la inhibición y la habituación al dolor tras la estimulación.
El Dr. Thomas Graven Nielsen, de la Universidad de Aalborg de Dinamarca, expuso como la alteración principal del sistema nociceptivo es un estado de sensibilización del sistema que provoca que este responda de forma anómala -y por tanto generando un dolor más extenso e intenso- a estimulaciones de pequeña intensidad. Esta situación es medible mediante el registro neurofísico del dolor referido y los fenómenos de sumación temporal, que nos pueden permitir optimizar el diagnóstico y tratamiento.
El Dr. Pedro Montoya del Departamento de Psicología de la Universidad de las Islas Baleares demuestra cómo el sistema nociceptivo aumenta el dolor en las personas con fibromialgia cuando están sometidas a situaciones de estrés y emociones negativas, existiendo una disminución del mismo y su procesamiento en situaciones de apoyo social y apoyo afectivo.
El Dr. Eric Guedj del Hospital Timone de Marseille demostró que mediante SPECT o Tomografía por Emisión de Fotones con Scintigrafia se observa que existe un déficit en la perfusión sanguínea de ciertas áreas relacionadas con en la estructura cerebral asociada al dolor y que este déficit es más manifiesto en los pacientes con mayor discapacidad.
El Dr. Manuel Valdés, del Hospital Clinic de Barcelona, comunicó los resultados del primer estudio realizado con Resonancia Espectroscópica que muestran un incremento significativo de glutamato en algunas áreas cerebrales del sistema nociceptivo relacionadas con las células gliales ( fig. 1).
Por último, los Drs. Richard Gracely de la Universidad de Michigan USA, Jesús Pujol y Joan Deus del CRC.Hospital del Mar de Barcelona demostraron cómo la Resonancia Funcional con Estimulación nos permite visualizar el dolor producido, con estimulaciones de baja intensidad, al demostrar la activación cerebral de las áreas responsables de la elaboración del mismo y cómo su registro puede ser de utilidad en la valoración clínica de los pacientes.(fig 2 y 3).
Tras lo expuesto en este necesariamente breve resumen de estas jornadas, se pone en evidencia, como decía Rotes Querol, que este"príncipe", esta "epifanía", que es el tratamiento se va acercando de la mano del esfuerzo en la investigación, del conocimiento del funcionamiento de los circuitos del dolor y de su mantenimiento, de su cronicidad y de todo lo que ello comporta a nivel de lo biológico, psicoafectivo y social a estos pacientes afectos de fibromialgia. Creo que podemos decir que nuestros pacientes están menos solos y nosotros los clínicos también.

Figura 1: RMN Espectrocópica. Niveles de glutamato. (Cedida por Dr. M Valdes)
Figura 2: RMN Funcional. Aplicación estimulo 4 Kg./cm 2 en paciente sano. (Cedida por Dres. J. Deus Y J. Pujol)
Figura 3: RMN Funcional. Aplicación estimulo 4 Kg./cm 2 en paciente
afecto fibromialgia. (Cedida por Dres. J. Deus y J. Pujol).

Articulo publicado en la revista "los reumatismos" abril-mayo 2008

 

volver al index fibromialgia
Atrás