El médico ante la fibromialgia; "Doctora me duele todo"

PUBLICIDAD


El médico ante la fibromialgia; "Doctora me duele todo"

Un valiente articulo de la Dra.Montse Ferrer,
Médica internista y Psicoterapeuta, en el que analiza el estado de el médico ante la saturación de las consultas y la falta de tiempo para poder atender a los pacientes como se desearia. Un desencadenante de la falta de interés de el médico en la práctica diaria ante la imposibilidad de poder ejercer su profesión de manera satisfactoria.

En este articulo explica como una consulta con el tiempo suficiente podría ayudar al afectado de fibromialgia a aceptar su enfermedad y conseguir una mejor calidad de vida.

Redacción fibromialgia noticias

"Doctora, me duele todo": UNA HUMILDE PROPUESTA

Montse Ferrer

“Me duele todo, doctora, la espalda, la cabeza, las piernas, las manos no agarran bién la fregona... siempre de una casa a otra, y luego la mía, que cuando llego está toda patas arriba, y es que no me dá el tiempo para más... ya no sé cómo tirar y..."

Una escena más entre las cuarenta a sesenta pacientes que pasan por la consulta de un CAP (Centro de Asistencia Primaria) cualquiera de nuestra ciudad. El ICS (Instituto Catalán de la Salud) estipula cinco minutos por paciente, que se reducen a menos tiempo si consideramos las consultas forzadas, las urgencias, las interrupciones telefónicas, el papeleo, etc.

A lo largo de los últimos años cualquier médica/o de Asistencia Primaria, ha visto duplicado su trabajo (aumentos en los cupos hasta 3000 pacientes por profesional) , reduciéndose a cero las actividades de formación y sin que ello redunde en una mejoría de los honorarios.
Por “falta de presupuesto ”, una baja laboral así como un porcentaje elevado de las vacaciones se cubre entre los compañeros del centro, sumando el número de visitas por profesional hasta cifras indecibles.

¿Qué hacer cuando el trabajo de cada día se reduce a un absurdo sinsentido? No cabe duda que la desmotivación y el sentimiento de impotencia ante un sistema público en contínuo declive, conlleva irremediablemente a actitudes de negativismo, depresión, ansiedad o el consabido y discutido síndrome de “burn out ”. Diferentes estudios han demostrado que dicho síndrome se halla presente en un 30 a 40% de las médicas/os de primaria del ICS. Parece que ante estos hechos el colectivo médico debiera plantearse alguna opción de fuerza como grupo, una respuesta masiva de exigencia de recursos y sobre todo de respeto a los usuarios y a los profesionales.

Paralelamente me parece indispensable que la labor de grupo no nos haga perder la perspectiva de lo que nos debemos como personas, es decir la toma de conciencia de nuestro propio bienestar. Cada uno de nosotros sabrá por donde discurre nuestro proceso de crecimiento profesional y personal. Saber cuidarnos de la misma forma que aconsejamos a nuestros pacientes, dándonos la oportunidad de desarrollar un hobby, o cualquier actividad que fomente nuestro desarrollo personal. La responsabilidad profesional debería asentarse sobre nuestra propia salud integral y la búsqueda de nuestro equilibrio emocional.

Otro apartado más complejo sería la búsqueda de sentido en el día a día de nuestro medio laboral. Me inclino a creer que abrir un pequeño espacio diario dentro de la consulta donde hagamos posible la consecución de dos o tres entrevistas bién hechas, puede ayudar a no perder el norte. Una buena disposición para una escucha empática de 15 o 20 mts. con una paciente como la descrita al inicio, no sólo brinda a la paciente la oportunidad de elaborar mejor un duelo, sino también a nosotros de ofrecer a nuestra profesión una pequeña dosis diaria de sentido. Que duda cabe que se trata de una humilde apuesta, pero son las pequeñas acciones las que a menudo nos ayudan a recuperar algún referente olvidado en el trayecto.

Quizás ha llegado la hora de vindicar nuestro espacio profesional con acciones individuales y colectivas, sin olvidar la importancia del desarrollo personal en todas aquellas vertientes que nos ayuden a estar más próximos a nuestras inquietudes, a nuestro yo más profundo.

Montse Ferrer
Médica internista. Psicoterapeuta
MyS 2004

Enlaces relacionados;

volver al index fibromialgia
Atrás